Problemas de Erección a los 40

Favor de Compartir
  • 1
  •  
  • 1
  •  
    2
    Shares

En este articulo quiero hablarte sobre causas y soluciones sobre problemas de erección a los 40 años. Cuando se habla de crisis sexual en los hombres, comúnmente se hace referencia a los hombres que han alcanzado los 40 y que tienen al frente una serie de temores relacionados con esta etapa. Pero, especialmente con el desempeño sexual, lo cual es el centro de la seguridad varonil de la mayoría de los hombres.

Problemas de Erección a los 40 años

Presentar problemas de erección a los 40 años es aumentar los niveles de crisis y potenciar esa inseguridad que tanto inquieta a los hombres. Sin embargo, a esa edad, los problemas de erección no están relacionados con complicaciones físicas, sino que suelen ser producto de complicaciones emocionales. De una coyuntura psicológica que esté viviendo, o de una vida con estrés, ansiedad, falta de autoestima, alimentación inadecuada, falta de concentración, preocupación excesiva por el trabajo, la familia, etc.

También está la posibilidad de que se trate de problemas clínicos, como por ejemplo, una enfermedad crónica (cáncer, diabetes, cardiopatías), cuyos medicamentos afectan el desempeño sexual, colesterol alto o bajos niveles de testosterona, los cuales cambian con la edad.

Cuando las dificultades de erección se presentan a edad más avanzada, los problemas son físicos, y las causas están asociadas a las dificultades ocasionadas por los años.

¿Qué causas están asociadas a los problemas de erección a los 40 años?

Es cierto que a los 40 años el ser humano experimenta cambios físicos que son irreversibles, y en los hombres estos cambios suelen afectar el desempeño y la actividad sexual.

Estos procesos están relacionados con el metabolismo, el cual se presenta ralentizado, por lo que suelen aparecer problemas en el procesamiento de alimentos.

Todos los cambios deben ser atendidos con una dieta adecuada con la edad y con la actividad y estilo de vida del hombre, además de acudir a un especialista.

A los 40 años un hombre, por lo general, ya es independiente, con su propia familia y suele tener un trabajo y unas obligaciones que lo mantienen estresado y sedentario, y así podemos hablar de un estilo de vida que inevitablemente incide en su desempeño sexual.

Algunos de los problemas físicos que causan dificultades en la erección, además de los mencionados, están el consumo de alcohol y drogas como nicotina, cocaína, marihuana, barbitúricos, anfetaminas, heroína. También están los padecimientos como la obstrucción de las arterias, presión arterial alta y los trastornos del sistema nervioso.

En cuanto a los factores emocionales relacionados con esta afección masculina están, la depresión, miedos, incertidumbre, inseguridades, que pueden ser causadas por el trabajo, la familia o la propia relación de pareja, bien sea debido a una mala comunicación o a que, como pareja estén atravesando una crisis puntual, también están los problemas económicos o de estabilidad emocional.

Medicinas que causan problemas de erección

Además de las causas mencionadas anteriormente, están algunos medicamentos que inciden en el desempeño sexual, y específicamente en la erección. Entre estos están los antihipertensivos, antidepresivos, antipsicóticos, y las estatinas y fibratos, prescritos para el tratamiento de la hipercolesterolemia.

Otros medicamentos son las benzodiacepinas, tranquilizantes recetados para personas con problemas de ansiedad, agitación, insomnio y para prevenir convulsiones, y los quimioterapéuticos y hormonales.

Más causas físicas:

Existen otras causas por las cuales los hombres de 40 años experimentan problemas de erección, como son lesiones de la médula espinal, problemas neurológicos y de tiroides, daños en el sistema nervioso ocasionados por alguna cirugía, principalmente, cirugía de la próstata, que a los 40 años serían problemas prematuros.

Tratamientos recomendados para superar problemas de erección a los 40 años

  • Lo primero que se debe considerar es el estilo de vida, y afrontar el problema haciendo un cambio, especialmente, eliminando el consumo de tabaco, alcohol y drogas, si ese es el caso.
  • Dormir y descansar durante las horas adecuadas también puede ayudar a disminuir el problema.
  • Hacer ejercicios con regularidad y constancia. No hay necesidad de apuntarse en un gimnasio, si no es del gusto de la persona, pero se puede empezar por hacer caminatas diarias a ritmo rápido que aceleren el metabolismo.
  • Buscar ayuda psicológica y hablar abiertamente del problema con la pareja.
  • Practicar ejercicios de kegel para fortalecer el músculo pubococcigeo. Este ejercicio permitirá fortalecer la musculatura para conseguir una erección fuerte.

Recuerde que cualquier problema que genere ansiedad e incida en la relación de pareja debe ser tratada con inmediatez visitando a un profesional de la salud, antes de que escale y haya consecuencias definitivas.

Referencias : 

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/007617.htm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.